Alert Message Icon

Por favor, actualice tu navegador.

Tu navegador no está actualizado. Para disfrutar de una experiencia por Internet más rapida y más segura, actualiza tu navegador a la versión más reciente. Haz clic aquí para ver una lista de navegadores recomendados

Begin Site Message Content
Alert Message Icon
End Site Message Content

Le hemos firmado de su cuenta

Logoff Estamos cerrando tu sesión

Cómo Puedes Protegerte 

Cómo puedes protegerte 

Una buena manera de evitar el fraude consiste en reconocer y estar preparado para las amenazas que enfrentas. Aquí hay algunos consejos que te ayudarán a protegerte al hacer operaciones bancarias por Internet.

Protege tu nombre de usuario y contraseña de chase.com

Si divulgas tu ID de Usuario y Contraseña de chase.com, estás poniendo en riesgo tu dinero

Algunos sitios web y programas de software ofrecen herramientas para ayudarte con el presupuesto, la administración de cuentas, las inversiones o incluso con la presentación de impuestos. Pero si les das tu ID de Usuario y Contraseña de chase.com, podrías ser responsable del dinero que pudieras perder como resultado. Esto podría ocurrir a causa de:

  • actividad no autorizada o fraude en tus cuentas de Chase, o
  • uso indebido por parte de las personas o servicios a los que has dado la información.

Para ver más detalles, lee la sección Contraseñas del Contrato de Servicio de Chase Online.

¿Ya compartiste tu información?

De ser así, si quieres protegerte, cambia tu ID de Usuario y Contraseña:

  1. Visita chase.com e inicia sesión usando tu ID de Usuario y Contraseña actuales.
  2. Haz clic en la pestaña "Atención al Cliente" en la parte superior.
  3. En la sección "Mi Información", haz clic en estos enlaces:
  • Cambia ID de Usuario
  • Cambia Contraseña

Cómo iniciar sesión en chase.com desde un sitio web o una aplicación

Trabajamos con algunos sitios web y aplicaciones financieras para darte el control de tu información financiera y así mantenerla segura y privada. Si escoges usarlos para ayudarte a administrar tus finanzas o inversiones, se te solicitará escribir tu nombre de usuario y contraseña en una ventana segura de chase.com directamente desde sus sitios web. De esa manera, no necesitarán ver o guardar tu nombre y contraseña. Y solo tendrás que permitir el acceso una vez para que todos tus dispositivos y navegadores funcionen.

Puedes iniciar sesión en chase.com para ver a qué sitios web y aplicaciones les permitiste el acceso a través de la ventana segura.  También puedes eliminar ese acceso.

No te dejes engañar por los impostores

El phishing es un tipo de actividad delictiva que usa técnicas fraudulentas para engañarte y que des información personal. Un pirata informático puede enviar un email que parece venir de una compañía reconocida con la que haces negocios, como tu banco. El email te pide que respondas o que vayas a un sitio web que se ve como el sitio de tu banco y que des tu nombre de usuario, contraseña, número de cuenta, número de identificación personal (PIN), número de Seguro Social u otra información personal.

Los estafadores también pueden contactarte por mensaje de texto o por teléfono.

Por ejemplo, puedes recibir un mensaje de texto de un número de teléfono que no reconoces, diciendo que tu cuenta bancaria se cerrará, congelará o cancelará a menos que llames a un determinado número de teléfono o que visites un sitio web incluido en el mensaje y des tu información personal y de cuenta.

Si no estás seguro que un email, una llamada  o un mensaje de texto realmente es de nosotros, por favor, llama al número gratuito que está al reverso de tu tarjeta de crédito/débito o al número gratuito que está en tu estado de cuenta. Te ayudaremos a descubrir si se trata de una estafa.

No respondas a ningún email, llamada o mensaje de texto que:

  • Te pida que des tu información personal o de cuenta directamente en el email o en un sitio web al que te dirige el email; algunos piratas informáticos, por ejemplo, usan ventanas emergentes en páginas web para pedirte tu información confidencial
  • Amenace con cerrar o suspender tu cuenta si no actúas de inmediato
  • Te invite a responder a una encuesta que te pida escribir tu información personal o de cuenta
  • Te informe que tu cuenta está comprometida y luego te pida que des o confirmes tu información personal o de cuenta
  • Te informe que hay cargos no autorizados en tu cuenta y luego te pida que des tu información personal o de cuenta
  • Te pida que confirmes, verifiques o actualices tu cuenta, tarjeta de crédito o información de facturación

Aléjate de las ofertas de dinero o premios 

Es casi seguro que se trata de un fraude cuando ves un email o sitio web que hace una de estas cosas:

  • Te pide que proporciones tu información de cuenta porque alguien quiere enviarte dinero
  • Dice que estás por recibir un reembolso
  • Dice que has ganado un concurso

Para los programas legítimos, como Chase QuickPaySM, nunca te pediremos que nos des tu información personal o de cuenta a menos que hayas iniciado sesión en nuestro sitio seguro.

Con Chase QuickPay, podemos enviarte mensajes de email informándote que hemos recibido dinero, pero no te pediremos que hagas clic en un enlace en el email para ir a chase.com. Tampoco te pediremos que escribas tu cuenta ni otra información personal en el mismo email. En su lugar, te pediremos que vayas tú mismo a chase.com e inicies sesión en nuestro sitio web seguro con tu nombre de usuario y contraseña.

Los fraudes por email normalmente intentan generar una sensación de urgencia y alarma para que respondas antes de pensarlo cuidadosamente. Por lo general, este tipo de mensajes amenaza con interrumpir un servicio o cerrar tu cuenta. O pueden simular que quieren ayudarte, por ejemplo, ofreciéndote una actualización de seguridad, pero solo después de que les hayas dado tu información personal o de cuenta. Estas tácticas son una mala señal y debes estar alerta para darte cuenta de que el pedido probablemente sea fraudulento.

Otro ejemplo es un email que parece ser de un amigo que te pide que le envíes dinero lo antes posible porque perdió su cartera o está varado en un país extranjero. No respondas. En su lugar, comunícate primero con tu amigo para saber si realmente envió el email.

Sé creativo con tu contraseña 

Es absolutamente fundamental usar una contraseña de alta seguridad para todas tus cuentas financieras. Nunca uses el nombre de tu mascota, el nombre de tu hijo ni otros datos que un estafador pueda averiguar fácilmente. Las contraseñas más seguras combinan letras y números, no simplemente una dirección, un número de teléfono o una fecha de cumpleaños. Para mayor seguridad, recuerda cambiar periódicamente tu contraseña y no uses la misma contraseña para varias cuentas.

Llámanos rápidamente

Llámanos de inmediato si crees que por error has dado información personal acerca de tus cuentas de Chase (como el número de cuenta, la contraseña o el PIN) o si la escribiste en un sitio web que crees que puede ser ilegítimo. Llama al número gratuito que está al reverso de tu tarjeta de crédito/débito o al número gratuito que está en tu estado de cuenta. Te ayudaremos a proteger tu cuenta.

Usa un escudo de protección

Es recomendable instalar software antivirus y firewall en tu computadora y mantenerlo actualizado. Asegúrate de que tu software antivirus analice las comunicaciones y archivos entrantes para detectar virus que pueden causar problemas.

Ten cuidado con las ofertas de software antivirus "gratuito" y asegúrate de obtener tu software de una compañía reconocida. Además, busca un software antivirus que elimine o ponga los virus en cuarentena y que se actualice automáticamente de manera regular.

Un firewall es un software o hardware diseñado para bloquear el acceso no autorizado a tu computadora. Es especialmente importante ejecutar un firewall si tienes una conexión de banda ancha (con un módem por cable o línea DSL) porque tu conexión está siempre abierta, por lo que es más probable que seas una víctima. Los sistemas operativos más comunes (incluidos Windows® XP y Vista, y OS X de Apple) vienen con un firewall incorporado, pero puede que tengas que habilitar esa función.

Desarrolla buenos hábitos

Usamos diferentes tecnologías y técnicas para que nuestros productos y servicios sean seguros. Tú también debes protegerte cuando usas tu computadora personal o haces negocios digitales.

Estos son algunos pasos que puedes seguir:

  • No des por teléfono información financiera, como números de cuenta de cheques, de tarjeta de crédito y, especialmente, de Seguro Social, a menos que tú hayas hecho la llamada y conozcas a la persona u organización con la que hablas. No des esa información a extraños, aunque sea alguien que dice ser de Chase.
  • No escribas tu número de licencia de conducir, de teléfono o de Seguro Social en tus cheques.
  • Informa de inmediato los cheques perdidos o robados. Bloquearemos el pago de los números de cheque que correspondan. Además, revisa los cheques nuevos para asegurarte de que ninguno haya sido robado durante el envío.
  • Guarda tus cheques nuevos y cancelados en un lugar seguro.
  • Avísanos de inmediato si recibes consultas sospechosas por teléfono, por ejemplo, pidiéndote tu información de cuenta para que la persona que llama pueda "verificar un estado de cuenta" o "entregarte un premio". No des tu información personal ni de cuenta.
  • Mantén seguros los números de identificación personal (PIN) de tus tarjetas de ATM y de crédito, y no escribas el PIN en la tarjeta ni lo guardes en el mismo lugar en que guardas tu tarjeta. También recomendamos proteger los recibos de tus tarjetas de crédito y ATM (y tomar la precaución de destruirlos antes de tirarlos). Los ladrones pueden utilizarlos para acceder a tus cuentas.
  • Asegúrate de crear contraseñas y números de PIN seguros. Por ejemplo, no uses fechas de cumpleaños, partes de tu número de Seguro Social o tu licencia de conducir, tu dirección ni los nombres de tus hijos o cónyuge. Alguien que intenta robar tu identidad probablemente tiene todos esos datos o parte de ellos.
  • Si recibes ofertas financieras que no te interesan por correo postal, rómpelas o tritúralas antes de tirarlas para que los ladrones no las puedan usar para robar tu identidad. Destruye cualquier otro documento financiero, como estados de cuenta bancarios o facturas, antes de deshacerte de ellos.
  • No pongas el correo saliente en o sobre tu buzón. Déjalo en un buzón de recolección del Servicio Postal de US. Los ladrones pueden usar tu correo postal para robar tu identidad.
  • Si no recibes una o más de tus facturas regulares por correo, llama a cada compañía para averiguar por qué. Puede que un ladrón haya presentado un falso aviso de cambio de dirección para que envíen tu correo postal a otra dirección.
  • Si tus facturas incluyen elementos sospechosos, como cargos que no reconoces, no los ignores. En su lugar, investígalos de inmediato.

Cómo proteger tu computadora:

  • No dejes que otros usen tu computadora personal.
  • Cierra sesión o bloquea tu computadora cada vez que dejes de usarla.

Cómo protegerte al usar tus dispositivos móviles:

  • No compartas tu teléfono o tableta con otros, especialmente si son desconocidos.
  • Asegúrate de que nadie te esté mirando por encima del hombro en áreas públicas muy concurridas y leyendo la información en la pantalla de tu dispositivo.
  • Cierra sesión cuando termines, tanto en la aplicación Chase Mobile® como en el sitio web Chase Mobile®.
  • No guardes tu contraseña en otras aplicaciones de tu dispositivo móvil, como la aplicación para tomar notas.
  • No modifiques el sistema operativo de tu teléfono. Esto se llama "liberar" en un teléfono iPhone® y "acceder a la raíz" (rootear) en un teléfono Android™.
  • Usa siempre las tiendas de aplicaciones oficiales para descargar cualquier aplicación.
  • Mantén actualizada la aplicación Chase Mobile.

Abre con mucho cuidado

No abras un adjunto de email aunque parezca ser de un amigo o colega, a menos que lo estés esperando o que estés absolutamente seguro de que sabes lo que contiene.

Presta atención a los asuntos de emails que contienen solo un mensaje genérico, como "mira esto" o "pensé que te interesaría". Llama a tu amigo para asegurarte de que te haya enviado el email antes de abrir el adjunto o de hacer clic en cualquier enlace del mensaje.

Aprovecha nuestro sistema de advertencias

Constantemente buscamos maneras de ayudarte a proteger tus cuentas. Nuestras Alertas de Cuenta gratuitas son una excelente manera de hacer un seguimiento de tus finanzas y de detectar retiros no autorizados y otras actividades de cuenta sospechosas. Por ejemplo, puedes inscribirte para recibir una alerta por mensaje de texto, teléfono o email cuando haya un retiro de tu cuenta por una cantidad mayor que la que hayas especificado. Obtén más información sobre cómo configurar las Alertas de Cuenta.

Controla tus informes de crédito

Revisa cuidadosamente tus informes de crédito (al menos una vez al año). Puedes solicitar un informe anual de crédito gratuito de cada una de las 3 agencias de informes de crédito, ya sea que tengas o no sospechas sobre actividad no autorizada en tu cuenta, visitando www.AnnualCreditReport.com o llamando al 1-877-FACTACT (1-877-322-8228). O puedes solicitar los informes comunicándote directamente con cada una de las agencias a continuación. También pueden informarte sobre cómo configurar alertas contra fraudes y congelamientos de seguridad:

  • Equifax: 1-800-525-6285
  • Experian: 1-888-397-3742
  • TransUnion: 1-800-680-7289

Presta atención a las consultas de crédito de compañías desconocidas, a cuentas que nunca abriste y a deudas inexplicables; todas ellas pueden ser señal de fraude y robo de identidad.

Recuerda iniciar sesión en chase.com con frecuencia. Si detectas actividad sospechosa en tus cuentas, infórmanos de inmediato.

Controla tus cuentas desde cualquier lugar

Una de las maneras más prácticas de hacer un seguimiento de tus cuentas es usar nuestra aplicación Chase Mobile gratuita. La aplicación te permite acceder a tus cuentas desde tu teléfono, prácticamente en cualquier lugar y en cualquier momento. Hemos incluido una amplia variedad de tecnologías en la aplicación para proteger tu información y que puedas acceder a tus cuentas de forma segura.

Tienes que inscribirte en Chase Online para ver tu información de cuenta y para hacer operaciones bancarias a través de la aplicación Chase Mobile. Desde marzo de 2015, si usas la aplicación Chase Mobile en un teléfono iPhone o Android, puedes inscribirte en Chase Online directamente desde la aplicación Chase Mobile.

Sin embargo, si usas cualquier otra versión de la aplicación, tendrás que inscribirte en chase.com. Actualizamos constantemente la aplicación, así que probablemente agreguemos compatibilidad con otras plataformas en el futuro.

Según el tipo de teléfono que tengas, puedes usar estos enlaces para descargar la aplicación de forma segura:

  • Chase Mobile® para AndroidTM
  • Chase Mobile® para iPhone®

Configura y usa controles internos

Si eres propietario de tu negocio, es importante que:

  • Tengas controles internos adecuados, incluyendo la separación de tareas. Por ejemplo, asegúrate de que las personas encargadas de conciliar las cuentas sean diferentes de las encargadas de hacer pagos.
  • Evalúa periódicamente tus riesgos y tus controles internos, incluyendo la revisión de tus usuarios y los permisos que les asignas. Tu administrador del sistema puede establecer permisos de usuario y límites de transacciones por Internet para cada uno de tus usuarios.
  • Revisa regularmente tus transacciones y estados de cuenta para detectar actividades no autorizadas. No demoramos en registrar los detalles de tus transacciones en Chase Commercial Online. Es importante supervisar y controlar las transacciones, incluyendo las que se originan por Internet y a través de otros canales, como los cheques que hayas emitido o los retiros que hayas hecho.
  • Aprovecha los servicios Positive Pay y Reverse Positive Pay por Internet para supervisar y controlar los cheques que se cobran de tus cuentas.
  • Personaliza tus Alertas de Cuenta para recibir una notificación cuando se produce una determinada actividad en la cuenta.

¿Ya compartiste tu información?

Esto es lo que debes hacer para informar un fraude

Si recibes un email de nosotros que parece no ser legítimo, no respondas. En su lugar, reenvíanoslo a abuse@chase.com.

Se tiene alguna pregunta, por favor
llame o visite una sucursal local de Chase.