Ve al contenido principal

¿Qué es el capital de trabajo de un negocio?

minutos de lectura

     

    Los contadores calculan el capital de trabajo de un negocio usando esta sencilla fórmula: los activos actuales menos los pasivos actuales = capital de trabajo. Los activos actuales son todo el efectivo, el inventario y las cuentas por cobrar de tu negocio, y las ventas que pueden convertirse rápidamente en efectivo. Y tus pasivos actuales son todo lo que debes pagar durante el próximo año, como nóminas, pagos de hipoteca, impuestos de deuda a corto plazo y facturas de abastecedores/proveedores. Básicamente, tu capital de trabajo es lo que te queda para trabajar para el año.

    A medida que se aceleren tus planes de crecimiento, también lo hará tu necesidad de hacer crecer tu capital de trabajo, lo que significa aumentar lo que entra y disminuir lo que sale. Todo tiene sentido hasta ahora, ¿cierto?

    Entonces la pregunta pasa a ser: ¿Cómo calculas cuánto capital de trabajo necesitarás para hacer crecer tu negocio? Afila tus lápices y sigue leyendo.

     

    Una fórmula para el crecimiento

    Aunque calcular tu capital de trabajo es relativamente fácil, averiguar cómo hacer que crezca puede requerir un poco de trabajo de tu parte. Muchos propietarios de negocios estudian los datos históricos para proyectar dónde están, dónde quieren estar y qué necesitarán para llegar allí.

    Por ejemplo, digamos que vendes widgets y tienes $120,000 en widgets en tu almacén. Durante el próximo mes, vendes $10,000 en widgets y tus gastos del mes son de $5,000. Eso significa que te quedan $5,000 para el mes. Si lo multiplicas por 12 meses, tu capital de trabajo es de $60,000.

    Este cálculo asume que tus activos y pasivos serán consistentes durante todo el año. A menudo no es así debido a la fluctuación de las ventas, la necesidad de aumentar o reducir el personal, la falta de piezas o productos que hacen que cambien los precios, etc. Aquí es donde entra en juego crear pronósticos y algo de planificación. Pero a los fines de este ejemplo, digamos que tus activos y pasivos permanecen iguales.

    Si seguimos con nuestro ejemplo de widgets, para hacer que crezca tu negocio en un 10%, tendrías que aumentar tus ganancias mensuales en un 10%, o sea $500. Esto haría que tu capital de trabajo fuera de $66,000 ($5,500/mes ✕ 12 meses).

     

    Cómo hacer que crezca tu capital de trabajo

    Si necesitas acceso a efectivo adicional para financiar el inventario y las cuentas por cobrar, hay muchas maneras de hacerlo. Dependiendo de tu negocio, metas y plazos, quizás quieras incorporar uno o más de estos consejos a tu plan:

    • Aumenta los márgenes en tus ganancias - para aumentar los márgenes en tus ganancias, puedes aumentar tus ingresos al subir los precios, vender más unidades o reducir los costos. Si crees que es posible que tus clientes no puedan tolerar un aumento de precio, intenta negociar con tus proveedores para reducir costos u ofrecer descuentos por volumen.
    • Mejora la gestión del inventario - monitorea e implementa una gestión de inventario más efectiva para garantizar que tengas suficiente suministro para satisfacer las demandas de los clientes, pero no tanto como para dejar atado capital adicional.
    • Revisa tu deuda actual - reduce tus pasivos cancelando toda la deuda de interés alto que puedas y consolidando el resto a una tasa de interés más baja.
    • Garantiza la financiación del capital de trabajo - si necesitas acceso al capital de trabajo para nóminas, inventario, un pago a tu proveedor o cualquier otra necesidad a corto plazo, un préstamo o línea de crédito del capital de trabajo de Chase puede ser una solución.

     

    Empieza

    Comunícate con un representante bancario para negocios para hablar sobre qué productos pueden ayudar a que tu capital de trabajo te rinda más, y así hacer que crezca tu negocio.

     

    Solo con fines informativos/educativos: Las opiniones expresadas en este artículo pueden diferir de las de otros empleados y departamentos de JPMorgan Chase & Co. Las opiniones y estrategias descritas pueden no ser apropiadas para todos y no pretenden ser recomendaciones específicas para ninguna persona. La información se ha obtenido de fuentes que se consideran confiables, pero JPMorgan Chase & Co. o sus afiliados y/o subsidiarias no garantizan su integridad o exactitud. Debes considerar cuidadosamente tus necesidades y objetivos antes de tomar cualquier decisión y consultar con los profesionales correspondientes. Las perspectivas y el rendimiento pasado no son garantías de resultados futuros.

    JPMorgan Chase Bank, N.A. Miembro FDIC. Prestamista que ofrece igualdad de oportunidades, ©2023 JPMorgan Chase & Co.