Ve al contenido principal

¿Cuántos días de reserva de efectivo necesita tu negocio?

Aprende cómo asegurarte de tener suficientes reservas para cualquier recesión u oportunidad. Presentado por Chase for Business.

minutos de lectura

     

    ¿Qué pasaría si tu negocio tuviese que cerrar por una semana? ¿Qué tal un mes? ¿Tendrías suficiente efectivo para sobrevivir? Estas son las preguntas recurrentes en la mente de muchos propietarios de negocios, especialmente en los últimos años. Y es por eso que tener un flujo positivo de efectivo es tan importante para los pequeños negocios en la actualidad.

    Tener efectivo en mano puede ser un factor importante en tu capacidad para resistir cualquier tormenta inesperada que haga que tu negocio se desacelere o cierre. La cantidad de tiempo que tu negocio puede continuar pagando los gastos operativos o empresariales, o las deudas utilizando el efectivo reservado sin que entre dinero adicional se conoce como tus días de reserva de efectivo. Cuanto más días de reserva de efectivo tengas, mejor.

     

    ¿Cómo calculas los días de reserva de efectivo?

    Aunque varía según el negocio, hay una fórmula estándar para calcular la cantidad de días de reserva de efectivo que tu negocio necesita.

    Para calcular tus días de reserva de efectivo, necesitas comprender 3 cosas: entrada de efectivo, salida de efectivo y saldo de efectivo. Luego calcula la proporción del promedio de tu saldo de efectivo diario con respecto a tu salida de efectivo diaria promedio.

    • Entrada de efectivo: dinero que entra a tu negocio (depósitos en cuentas de cheques o de ahorros, ingresos/ventas, retornos sobre las inversiones, transferencias del titular, cuentas de ahorros privadas, desembolsos de préstamos o reembolsos de impuestos).
    • Salida de efectivo: dinero que sale de tu negocio (débitos de cualquier depósito para negocios o cuentas de ahorros por suministros comprados, nómina, transferencias del titular desde la cuenta a cuentas de ahorros privadas, pagos de préstamos o pagos de impuestos).
    • Saldo de efectivo: efectivo retenido al final del día en todas las cuentas de depósito o de ahorros para negocios.

    Saldos de efectivo divididos por salidas de efectivo = días de reserva de efectivo

    Entonces, ¿cuál es el punto óptimo?

    No hay una solución única con respecto a los días de reserva de efectivo. Depende de muchos factores, incluyendo tu industria, el tipo de ingresos, el tamaño y la estructura del personal, los costos generales, el tipo de inventario y los costos para usar y mantener tu espacio. Como regla general, las tiendas físicas que dependen de que los clientes que entren por sus puertas son más propensas a circunstancias imprevistas, como el clima, la escasez de mano de obra, una pandemia mundial, que podrían poner un freno en sus negocios o hacer que se detengan por completo.

    Por ejemplo, supongamos que tienes un negocio de pintura en casa. Eres el contratista general y contratas subcontratistas según sea necesario. Eso significa que tu inventario es un camión, un par de escaleras, algunos pinceles y otros suministros de pintura. Si tuviste que cerrar la tienda por un mes o más, es posible que no tengas efectivo entrante, pero tampoco tendrías gastos generales altos que pagar. El motivo es que no tienes empleados permanentes en la nómina, un pago de arrendamiento para una tienda o inventario perecedero. Es posible que tu negocio pueda pasar por un período de tiempo más largo (más días de reserva de efectivo) porque no estás pagando tanto o utilizando tus reservas.

    Por otro lado, imaginemos que tienes un establecimiento de alta gastronomía con un total de 15 empleados asalariados: chefs, meseros, camareros y anfitriones. Tienes un refrigerador lleno de bistecs, mariscos y vegetales. Una bodega de vinos que debe mantenerse a una temperatura precisa. Tus costos para mantener el personal, el inventario de productos perecederos y los bienes raíces seguirán siendo altos aunque no lleves efectivo. Eso significa que tus reservas de efectivo no durarán tanto. Una reserva de efectivo de 2 meses para el negocio de pintura puede ser solo una reserva de efectivo de 2 semanas para ti.

     

    ¿Cómo se compara tu negocio?

    Según una encuesta reciente, la mitad de todos los pequeños negocios solo tienen suficientes reservas de efectivo para durar 27 días. La otra mitad se divide equitativamente entre negocios que tienen menos de 13 días de reserva de efectivo y aquellos que tienen más de 62 días de reserva de efectivo. A continuación hay un desglose por industria de cuánto tiempo, en promedio, pueden sobrevivir los negocios sin generar ingresos.

    Días de reserva de efectivo por industria

    • Restaurantes: 16 días
    • Reparación y mantenimiento: 18 días
    • Minoristas: 19 días
    • Construcción: 20 días
    • Servicios personales: 21 días
    • Mayoristas: 23 días
    • Metal y maquinaria: 28 días
    • Servicios de atención médica: 30 días
    • Fabricación de alta tecnología: 32 días
    • Otros servicios profesionales: 33 días
    • Servicios de alta tecnología: 33 días
    • Bienes raíces: 47 días

    Recuerda, no solo es importante supervisar cuánto efectivo tienes, sino también comprender cómo diferentes situaciones afectarán tus reservas de efectivo al desarrollar tu estrategia de flujo de efectivo.

     

    ¿Cuál es el resultado final?

    Si hay algo que hemos aprendido de la pandemia, es que las cosas pueden cambiar de la noche a la mañana. Tener suficientes reservas de efectivo para cubrir tus gastos operativos normales en caso de que los ingresos dejen de entrar no solo es bueno, es esencial. Para otras maneras de ayudar a cerrar la brecha durante los momentos difíciles y mantener el flujo de efectivo de tu negocio, habla con un representante bancario para negocios de Chase.

     

    Solo con fines informativos/educativos: Las opiniones expresadas en este artículo pueden diferir de las de otros empleados y departamentos de JPMorgan Chase & Co. Las opiniones y estrategias descritas pueden no ser apropiadas para todos y no pretenden ser recomendaciones específicas para ninguna persona. La información se ha obtenido de fuentes que se consideran confiables, pero JPMorgan Chase & Co. o sus afiliados y/o subsidiarias no garantizan su integridad o exactitud. Debes considerar cuidadosamente tus necesidades y objetivos antes de tomar cualquier decisión y consultar con los profesionales correspondientes. Las perspectivas y el rendimiento pasado no son garantías de resultados futuros.

    JPMorgan Chase Bank, N.A. Miembro FDIC. ©2023 JPMorgan Chase & Co.