Ve al contenido principal

4 maneras en que la banca digital puede beneficiar a tu negocio

Descubre cómo la banca digital puede ahorrarte tiempo, dinero y esfuerzo. Presentado por Chase for Business..

minutos de lectura

     

    No hace mucho tiempo, realizar transacciones comerciales en tu banco implicaba completar formularios de depósito o retiro, desplazarte hasta tu sucursal bancaria local con cheques o depósitos en efectivo en mano, esperar en la fila para luego depositar las ganancias a través de una ventanilla. Para emprendedores o propietarios de negocios, eso implicaba pasar tiempo fuera de su negocio y lejos de sus clientes.

    Las cosas han cambiado. Gracias a los avances tecnológicos, la banca digital te permite administrar casi todas las necesidades de tu negocio usando tu computadora o una aplicación bancaria en tu dispositivo móvil.

    Quizás dudes en usar los servicios por Internet de tu banco para tu cuenta bancaria para negocios, si estás acostumbrado a usar los servicios bancarios tradicionales. Sin embargo, la banca digital es segura (en algunos aspectos incluso más segura que los servicios bancarios tradicionales). Y las cuentas bancarias para negocios por Internet ponen a tu disposición una gran cantidad de beneficios que te ahorran a ti y a tu negocio tiempo, dinero y esfuerzo.

    Estas son 4 maneras en que la banca digital funciona para tu negocio.

     

    1. La banca digital podría ahorrarte tiempo

    Casi cualquier transacción que puedas hacer cara a cara, puedes hacerla por Internet. Sin desplazarte, esperar en la cola o tener que adaptar tu horario a las horas de operación de una sucursal. Desde tu computadora portátil o aplicación bancaria, puedes consultar tu saldo, hacer depósitos móviles, transferir fondos entre cuentas, pagar a proveedores y empleados, reembolsar a clientes si es necesario y comprobar si los cheques se han cobrado. Y si hay un problema con tu cuenta bancaria para negocios, la asistencia al cliente está disponible las 24 horas del día, en la mayoría de los casos, ya sea por Internet o por teléfono. Pasar menos tiempo en un banco significa que puedes dedicar más tiempo a administrar y hacer crecer tu negocio.

     

    2. La banca digital podría ahorrarte dinero

    Los programas de banca digital te permiten transferir fondos entre varias cuentas, como cuentas de ahorros, de cheques, tarjetas de crédito y préstamos, a menudo sin incurrir en cargos. Además, tus cargos bancarios pueden ser más bajos, ya que los bancos preferirían no pagar los costos de mantenimiento de la sucursal y otros costos adicionales, y esos ahorros te los pasarían a ti.

     

    3. La banca digital ayuda a agilizar procesos

    Muchas cuentas de banca digital se integran con software o aplicaciones de contabilidad y procesamiento de pagos, como QuickBooks, Stripe, Shopify y PayPal. En lugar del tiempo y los costos requeridos para procesar la nómina: escribir cheques, comprar sobres y estampillas y enviarlos por correo a proveedores y empleados (o pagarle a un contador para que lo haga por ti), un sistema administrativo automatizado te ahorra tiempo y dinero para dedicárselo a tu negocio. Además, una conciliación automatizada de tus ingresos y otros balances proporciona un resumen en tiempo real de la salud económica general de tu negocio, para que puedas reaccionar y planificar según sea necesario.

     

    4. La banca digital proporciona un elemento adicional de seguridad: tú

    Además de los niveles de seguridad necesarios para que cualquier transacción financiera tenga lugar en estos días, como software de cifrado o contramedidas digitales para prevenir el robo de identidad y la piratería informática, la banca digital proporciona otro nivel de seguridad: tú. Puedes monitorear tu cuenta en cualquier momento y desde cualquier lugar, y serás de los primeros en saber si se ha producido una transacción maliciosa o no identificada. También puedes establecer medidas de seguridad, como personalizar el acceso de los empleados a cuentas específicas o garantizar que las transferencias o transacciones requieran tu aprobación, como una manera de protegerte contra el robo de los empleados, lo cual es importante para un negocio en crecimiento.

    Hay procesos bancarios que deben hacerse en persona, como solicitar un préstamo o una línea de crédito, o asesoramiento de tu asesor de sucursal local para ayudarte a desarrollar un negocio exitoso. Pero un modelo híbrido que combina el acceso las 24 horas a tus cuentas de banca digital con la seguridad de saber que un asesor de confianza puede atenderte en una sucursal cercana o por teléfono puede ser ideal para las necesidades de tu negocios.

    Habla con un banquero para negocios para analizar cómo la banca digital puede ayudarte a dedicar tiempo, dinero y energía donde más lo necesitas: tu negocio.

     

    Solo con fines informativos/educativos: Las opiniones expresadas en este artículo pueden diferir de las de otros empleados y departamentos de JPMorgan Chase & Co. Las opiniones y estrategias descritas pueden no ser apropiadas para todos, y no pretenden ser consejos o recomendaciones específicas para ninguna persona. La información se ha obtenido de fuentes que se consideran confiables, pero JPMorgan Chase & Co. o sus afiliados y/o subsidiarias no garantizan su integridad o exactitud. Debes considerar cuidadosamente tus necesidades y objetivos antes de tomar cualquier decisión y consultar con los profesionales apropiados. Las perspectivas y el rendimiento pasado no son garantías de resultados futuros.

    JPMorgan Chase Bank, N.A. Miembro FDIC. ©2022 JPMorgan Chase & Co.