Ve al contenido principal

Una salida creativa para ayudar a los veteranos a sanar

Más de 900 veteranos han usado la música, la pintura y la fotografía para hablar sobre sus experiencias a través de CreatiVets.

minutos de lectura

 

No todos los veteranos heridos van a sanar a los hospitales y centros de rehabilitación. Para un número creciente de personas que regresan a la vida civil, sus mayores logros se están realizando en las aulas, las galerías de arte y los estudios de grabación.

Esa es la misión detrás de CreatiVets, Se abre en superposición, una organización sin fines de lucro creada por Richard Casper para ayudar a los veteranos a sanar y a reconectarse a través de las artes creativas.

Casper siempre supo que quería servir a su país. Pero después de los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, el estudiante de secundaria fue a su oficina local de reclutamiento, listo para dar el siguiente paso. Al ser menor, Casper necesitaba que sus padres le dieran su consentimiento. Aunque sus padres dudaron sobre el momento de la decisión, aceptaron dejarle recibir un año de capacitación antes de alistarse. Dos semanas después de graduarse de la escuela secundaria, Casper abordó un avión para el campamento de entrenamiento del Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos, y su vida nunca volvió a ser la misma.

"Ha sido increíble saber que Chase siempre busca contribuir a organizaciones como la nuestra".

– Richard Casper, fundador y director ejecutivo de CreatiVets.

 

Oficina de Asuntos de Militares y Veteranos de Chase

Un llamado al deber

El plan era finalizar la Escuela de Infantería y luego ir a Irak para pelear por su país. Así fue como funcionó para la mayoría de los demás reclutas. Pero Casper no era un recluta cualquiera. Por el contrario, fue elegido para una asignación especial: servir como guardia presidencial del presidente George W. Bush en Camp David.

Después de cumplir esta misión, Casper se unió a su clase de reclutamiento en el frente. Estaba listo para luchar por su país. Y luchó. Entre 2006 y 2007, Casper sobrevivió a 4 ataques con dispositivos explosivos improvisados (IED, por sus siglas en inglés) y vio cómo le dispararon y mataron a su amigo Lance Cpl. Luke Yepsen frente a él durante el combate. Después del último ataque y de ser dado de baja con honores, regresó a la vida civil. Pero el Richard Casper que se bajó del avión en EE. UU. no era el mismo que partió para el campamento de entrenamiento años antes.

"Durante los primeros 6 meses, entré en un pronunciado declive", dice Casper. "No sabía cuál era la gravedad de mis lesiones. Tenía ansiedad severa y depresión. Así que terminé yendo al hospital de veteranos y me diagnosticaron lesión cerebral traumática en el lado izquierdo y estrés postraumático”.

 

El arte de la confianza

Saber lo qué estaba mal le permitió a Casper avanzar con un plan. Se le dijo que su lesión cerebral le impediría aprender nuevas destrezas técnicas, así que se concentró en algo que siempre disfrutó. Decidió ir a un colegio comunitario y obtener un título académico en arte. Trabajaría arduamente durante 2 años, se transferiría a una universidad estatal para continuar con su educación, y luego usaría su experiencia en la protección del presidente para trabajar en la CIA o el FBI y así poder seguir sirviendo a su país. Las cosas iban según lo planeado. Pero, al igual que con muchas otras misiones importantes, en algún lugar del camino, el plan cambió.

Después de obtener el título en arte del Heartland Community College, fue aceptado en lo que para él es la mejor escuela de arte del país: la School of the Art Institute of Chicago.

"Comencé a notar que estaba haciendo cosas de nuevo. Salía en público y me reunía con gente sin ansiedad. Estaba compartiendo parte de mí mismo y de mi historia a través del arte. También empecé a escribir música. Incluso escribí una canción sobre mi compañero Luke y la hice producir en Nashville", dice Casper.

El proceso fue muy catártico para Casper. "Mi amigo fue asesinado. Quería que la gente supiera que él vivía, pero me resultaba muy difícil hablar de él. Así que aprendí solo a escribir canciones durante aproximadamente un año antes de encontrar a un compositor que estaba dispuesto a ayudarme a terminarla", dice. "Todo esto me ayudó a sanar. Si esto podía ayudarme, sabía que podría ayudar a otros veteranos, pero ¿cómo?"

 

El arte imita la vida

Casper se graduó de School of the Art Institute of Chicago en diciembre de 2012. Siete meses después, nació CreatiVets de dos cosas: una misión para brindarles a los veteranos una manera de usar el arte, la música y la escritura creativa como un escape para su dolor y una manera de honrar a su amigo caído, Luke, que fue la inspiración de gran parte del arte y la escritura de canciones de Casper.

"Tienes a estos veteranos que han hecho y visto cosas durante el combate que no pueden compartir con sus cónyuges, amigos o familiares", dice Casper. “Así que les pedimos que escriban sus pensamientos, y ese es el fruto de las palabras para la canción. Para que no tengan que hablar de su historia. Pueden hablar de su canción. Lo mismo pasa con el arte".

Los participantes dejan los programas con mucho más que una obra de arte o una copia digital de su canción. Los programas CreatiVets ayudan a cerrar la brecha entre la división de la vida militar y la civil, y la división que existe entre militar y cónyuge.

 

El lazo que une

Desde su regreso de Irak, Casper se ha acercado a la familia de Luke, incluyendo a su hermano Kyle Yepsen.

"La primera vez que escuché la canción que Richard escribió sobre mi hermano, lloré", dice Yepsen. "Puedes contar historias sobre alguien sin decir una palabra. Solo te sientas en silencio y escuchas. Fue entonces cuando supe que Richard estaba alcanzando algo mágico, que tenía más poder que incluso hablar”.

Yepsen recordó la carta que le enviaron: "Nunca olvidaré que recibí una carta que Luke escribió antes de morir y que se entrega si algo sucede. Decía: ‘Persigue tu sueño y empieza un negocio, marca la diferencia en el mundo’. Ya tenía un negocio exitoso, pero quería hacer algo más significativo. Y Luke y Richard me ayudaron a descubrir lo que era".

Después de pasar por el proceso de composición de canciones, Yepsen pudo sanar, a su manera, de la pérdida de su hermano. Al final del programa de 3 días, estaba decidido. Dejó su exitoso negocio y se unió a CreatiVets como subdirector.

 

Socios en los que apoyarse

En la actualidad, casi 900 veteranos han pasado por uno de los programas de CreatiVets, y más de 350 están en lista de espera.

La organización tiene una asociación con Big Machine Records, uno de los sellos discográficos independientes más grandes del país. Y CreatiVets espera con ansias su próximo festival anual de compositores de Key West (Key West Songwriters Festival), donde todo el personal va a reclutar compositores y disfrutar de unas minivacaciones. La mejor parte es poder usar las recompensas de su tarjeta Chase Ink Business para pagar el alojamiento o los vuelos.

"Ponemos todo en nuestra tarjeta de crédito durante todo el año. Entonces siempre tenemos 3,000 o 4,000 puntos de bonificación para usar en nuestro viaje", dice Casper.

Además de ofrecer productos bancarios, Chase ha sido un socio excelente para CreatiVets. "Hice una competencia de lanzamiento donde Jamie Dimon fue uno de los jueces. Terminé ganando y le dieron $5,000 a nuestra organización", dice Casper. "También han invertido en nuestro OurCorner, un evento que hicimos el año pasado con otra organización llamada Operation Stand Down, donde tuvimos un montón de artistas actuando en nuestro parque de estacionamiento, y fue gratuito para el público. Este año, Chase vino a nuestro evento del 12 de septiembre, y nos apoyó. Casi todas las relaciones que establecemos queremos asegurarnos de que sean beneficiosas para todos. No queremos ser de los que solo toman, también queremos devolver. Y Chase comparte esos valores".

En reconocimiento a quienes prestan servicio, Chase for Business se enorgullece de ofrecer beneficios bancarios militares. Consulta los beneficios para los que puedes calificar para ayudarte a hacer crecer tu negocio.

 

Los testimonios en esta página o proporcionados a través de videos vinculados son solamente las opiniones, conclusiones o experiencias de nuestros clientes o tutelados, y no de JPMorgan Chase Bank, N.A. ni de ninguno de sus afiliados. Es posible que estas opiniones, conclusiones o experiencias no sean representativas de lo que pueden lograr todos los clientes y tutelados. Ni JPMorgan Chase Bank, N.A. ni ninguno de sus afiliados son responsables de las decisiones tomadas o las medidas tomadas en función de la información del testimonio proporcionada.

Solo con fines informativos/educativos: las opiniones expresadas en este artículo pueden diferir de las de otros empleados y departamentos de JPMorgan Chase & Co. Las perspectivas y estrategias descritas pueden no ser apropiadas para todos y no pretenden ser recomendaciones específicas para ninguna persona. La información se ha obtenido de fuentes que se consideran confiables, pero ni JPMorgan Chase & Co. ni sus afiliados y/o subsidiarias garantizan su integridad o exactitud. Debes considerar cuidadosamente tus necesidades y objetivos antes de tomar cualquier decisión y consultar con los profesionales apropiados. Las perspectivas y el rendimiento pasado no son garantías de resultados futuros.

JPMorgan Chase Bank, N.A. Miembro FDIC. ©2022 JPMorgan Chase & Co.