Ve al contenido principal

Números de ruta ACH y ABA: ¿Cuál es la diferencia?

Saber la diferencia entre los números de ruta ACH y ABA resulta útil. Averigua cuáles son. Presentado por Chase for Business.

minutos de lectura

     

    Muchas personas están familiarizadas con los números de ruta: esos códigos de 9 dígitos que se encuentran en la parte inferior de los cheques que identifican a una institución financiera específica. Los números de ruta son como la superautopista de nuestro sistema financiero, lo que facilita la transferencia de fondos de una cuenta a otra. Los números de cuenta personales y cuenta para negocios proporcionan la salida de los fondos dirigiéndolos a las cuentas correctas.

    Sin embargo, muchos no saben que existen 2 tipos de números de ruta: ABA y ACH.

     

    Números de ruta ABA

    Los números de ruta ABA, que llevan el nombre de la American Bankers Association (Asociación de Banqueros Estadounidenses), que los designó por primera vez en 1910, ayudan a identificar bancos e instituciones financieras. En la mayoría de los casos, tienen 9 dígitos, y los primeros 2 números están entre 00 y 12. A los bancos más pequeños se les asigna un solo número de ruta, mientras que los bancos multinacionales pueden tener varios. Los números de ruta se usan para pagar facturas, solicitar cheques de nuevo o configurar un depósito directo con tu empleador (para tu cheque de pago) o el IRS (para un reembolso de impuestos). Los números de ruta ABA se aplican a los cheques impresos, por lo que a veces se los conoce como el número de ruta del cheque.

     

    Números de ruta ACH

    Los números de ruta ACH se desarrollaron en la década de 1970, cuando el alto volumen de cheques amenazó con desacelerar el sistema bancario, iniciando un cambio mayor en toda la industria hacia la banca electrónica. El acrónimo ACH significa en español Cámara de Compensación Automatizada, se abre en superposición y, al igual que los números de ruta ABA, los números de ruta ACH son números de 9 dígitos únicos de sus respectivas instituciones financieras. A diferencia de los números de ruta ABA, los números de ruta ACH se usan para las transacciones electrónicas entre instituciones financieras.1 Los primeros 2 dígitos de los números de ruta ACH a menudo van de 61 a 72, otra manera de distinguirlos de los números de ruta ABA.

    Nuevamente, los números de ruta ACH a menudo se usan para transferencias electrónicas de fondos de pagos únicos pequeños o pagos recurrentes programados. La palabra "compensación" (“clearing”) se refiere al proceso por el cual los fondos se mueven de una cuenta a otra para hacer un pago; un número de ruta ACH ayuda a "compensar" los fondos para transferirlos rápidamente el mismo día hábil o el siguiente, mucho más rápido que los pagos o transferencias de cheques impresos, que toman más tiempo en enviarse por correo postal, depositarse y hacerse efectivo. Y los pagos ACH son menos costosos, o incluso gratuitos, lo que hace que esta sea una manera popular para los negocios de pagar salarios.

     

    ¿Cuál es la diferencia?

    Según tu institución bancaria, los números de ruta ABA y ACH pueden ser iguales. Y eso se debe a que los números ABA y ACH se usan para lo mismo: transferir fondos a su destino apropiado. Y aunque tienen similitudes, y un número de ruta ACH es un número de ruta ABA, hay diferencias entre los números de ruta ACH y ABA:

    • Los números de ruta ABA se utilizan para transferencias de cheques o de pagarés. Los números de ruta ACH se usan para transferencias electrónicas.
    • Las transacciones que utilizan números de ruta ACH “compensan” más rápido (el mismo día o al día siguiente) que los fondos transferidos en cheques impresos usando números ABA.
    • Las transacciones ACH se mueven más porque se hacen en lotes en lugar de una cada vez, como un número de ruta ABA en un cheque impreso.

    Obtén más información sobre cómo una cuenta bancaria para negocios respalda tus metas comerciales. O habla con un representante bancario para negocios para descubrir cómo una solución bancaria para negocios te puede ayudar a atender a tus clientes y comunidad.

     

    Solo con fines informativos/educativos: las opiniones expresadas en este artículo pueden diferir de las de otros empleados y departamentos de JPMorgan Chase & Co. Las perspectivas y estrategias descritas pueden no ser apropiadas para todos y no pretenden ser consejos o recomendaciones específicas para ninguna persona. La información se ha obtenido de fuentes que se consideran confiables, pero JPMorgan Chase & Co. o sus afiliados y/o subsidiarias no garantizan su integridad o exactitud. Debes considerar cuidadosamente tus necesidades y objetivos antes de tomar cualquier decisión y consultar con los profesionales correspondientes. Las perspectivas y el rendimiento pasado no son garantías de resultados futuros.

    JPMorgan Chase Bank, N.A. Miembro FDIC. ©2022 JPMorgan Chase & Co.

    Qué puedo leer ahora