Ve al contenido principal

Las IRA obligatorias se avecinan

Los planes de jubilación obligatorios para los negocios se avecinan. Esto es lo que necesitas saber.

minutos de lectura

     

    Cada vez más estados aprueban leyes que requieren que los propietarios de negocios inscriban automáticamente a los empleados en cuentas de ahorros para la jubilación.

    A menudo llamados programas "auto-IRA", la política requiere que los negocios sin cobertura de plan de jubilación participen en un programa de IRA patrocinado por el estado. Algunos estados ya han lanzado programas, mientras que otros están en proceso de crear uno, y otros probablemente seguirán su ejemplo. Más de la mitad de los estados de EE. UU. han introducido una legislación que adoptaría regulaciones similares. Consultar aquí la información más reciente sobre tu estado.

    Este cambio en la política afecta a los propietarios de pequeños negocios en particular. El 35% de los empleados del sector privado, o aproximadamente 43 millones de estadounidenses, trabajan para compañías con menos de 100 personas, según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU.

    De esas compañías, solo el 48% ofrece planes de jubilación laboral, en comparación con el 94% de las compañías con 500 empleados o más.

     

    Cómo cerrar la brecha de ahorro para la jubilación

    Decenas de millones de trabajadores estadounidenses no tienen acceso a un plan de jubilación a través de su empleador: acceso que aumentaría en gran medida su probabilidad de ahorrar para la jubilación. Esta falta de cobertura del plan de jubilación afecta desproporcionadamente a las minorías. Según la Reserva Federal, mientras que el 68% de las familias blancas en edad de trabajar tienen acceso a un plan de jubilación a través del trabajo, solo el 56% de las familias negras y el 44% de las familias hispanas tienen el mismo acceso.

    Este problema ha sido durante mucho tiempo el foco de los legisladores. Sin embargo, en el pasado, los legisladores usaban incentivos tributarios para alentar a los empleadores a patrocinar programas de jubilación para sus fuerzas laborales. Pero ahora, ante la ausencia de regulaciones federales en este ámbito, algunos estados y algunas municipalidades están tomando el asunto en sus propias manos.

     

    Una mirada a las IRA patrocinadas por el estado

    Aunque cada programa y parte de la legislación varía ligeramente, todas siguen la misma idea general. Por lo general, la legislación requiere la formación de una junta que diseñe y supervise el programa, cree las reglas, seleccione proveedores del plan y escoja el menú de inversiones.

    A través de estos programas, los empleadores deben deducir un porcentaje especificado del pago de cada empleado y transferirlo a una IRA Roth a nombre del empleado. En cada año siguiente, los empleadores deben aumentar esa cantidad deducida de un cheque de pago (la mayoría designa esto como 1%) hasta alcanzar un porcentaje máximo.

    Los empleados pueden optar por no participar en el programa, cambiar su porcentaje de contribución o escoger una opción de inversión fuera del valor predeterminado. Las compañías que no mantienen planes de ahorro para la jubilación para sus empleados y no se inscriben en el programa de IRA automática obligatorio del estado pueden estar sujetas a sanciones conforme a las leyes de la mayoría de los estados.

     

    Mantente un paso adelante

    Incluso si tu negocio no está ubicado en un estado que tenga previsto un programa obligatorio de IRA automática, quizás quieras considerar ofrecer a los empleados planes de ahorro para la jubilación. Esto se debe a que hay un movimiento federal para requerir que las compañías mantengan planes.

    En septiembre de 2021, el representante Richard Neal (D-MA) propuso un mandato, similar al que propuso en 2017, llamado Ley de Planes de Jubilación Automáticos. La propuesta establece que los negocios con más de 10 empleados generalmente deberían mantener planes de contribución automática en los que el 6% del pago de un empleado se deduce automáticamente y se contribuye a un plan de jubilación, con aumentos de contribución anuales del 1%, hasta un máximo del 10%.

    Aunque no está claro si la propuesta de Neal se convertirá en ley, la perspectiva de un programa de jubilación obligatorio está en el horizonte y garantiza una consideración cuidadosa. Los negocios que buscan anticiparse a esta curva pueden hacerlo sentando las bases para un plan de jubilación atractivo, un beneficio que ayuda a atraer y retener a empleados de calidad.

    J.P. Morgan ha hecho que sea fácil y asequible para los propietarios de negocios empezar a ofrecer planes de jubilación a los empleados con una nueva solución: Everyday 401(k) de J.P.Morgan. La configuración es fácil. Simplemente ingresa por Internet y selecciona de una lista de planes listos para usar o personaliza tu propio plan para adaptarse a las necesidades de tu negocio y de tu fuerza laboral. Nuestros precios transparentes son de bajo costo para el negocio.

    Aprende más sobre las soluciones de planes de jubilación de J.P. Morgan.

    Ve aquí para revisar si tu estado ha introducido una legislación que afecta tu negocio.

     

    Solo con fines informativos/educativos: Las opiniones expresadas en este artículo pueden diferir de las de otros empleados y departamentos de JPMorgan Chase & Co. Las perspectivas y estrategias descritas pueden no ser apropiadas para todos, y todos y no pretenden ser consejos/recomendaciones específicos para ninguna persona. Debes considerar cuidadosamente tus necesidades y objetivos antes de tomar cualquier decisión y consultar a los profesionales apropiados. Las perspectivas y el rendimiento pasado no son garantías de resultados futuros.

    JPMorgan Chase Bank, N.A. Miembro FDIC. ©2022 JPMorgan Chase & Co.

    Qué puedo leer ahora