Por favor, actualiza tu navegador.

Esta versión de tu navegador pronto ya no será compatible. Actualiza ahora para proteger tus cuentas y disfrutar de una mejor experiencia. Ver tus opciones.

Por favor, actualiza tu navegador.

Si bien Microsoft Internet Explorer® 11 cumple nuestros requisitos mínimos para navegadores, quizás desees actualizarlo ahora para proteger tus cuentas y disfrutar de una mejor experiencia. Ver tus opciones y obtén ayuda para descargar un nuevo navegador.

Cierra

Le hemos firmado de su cuenta

Estamos cerrando tu sesión

Hemos mejorado nuestra plataforma para chase.com. Para una mejor experiencia, descarga la aplicación Chase en tu iPhone o Android; o ve a los Requisitos del sistema de tu escritorio o computadora portátil.

Preguntas frecuentes para titulares de tarjetas - EMV - Chip

Preguntas frecuentes para negocios

Aprende más acerca de EMV

¿Qué es EMV?

Ahora la tecnología de chip EMV es el estándar mundial para los pagos con tarjetas de crédito y de débito. Esta tecnología, cuyo nombre proviene de sus desarrolladores originales (Europay, MasterCard® y Visa®), ofrece instrumentos de pago (tarjetas, teléfonos móviles, etc.) con chips de microprocesador incorporados que guardan y protegen los datos del titular de la tarjeta. Este estándar tiene muchos nombres en todo el mundo, y también se les conoce como: "chip y PIN" o "chip y firma".

¿Qué es la tecnología de chip?

La tecnología de chip es una evolución de nuestro sistema de pagos que contribuirá a aumentar la seguridad, reducir el fraude con tarjeta presente y permitir el uso de futuras aplicaciones con valor agregado. Las tarjetas con tecnología de chip son tarjetas bancarias estándar con un microchip informático incorporado. Algunas pueden requerir un PIN en lugar de la firma para completar el proceso de la transacción.

¿Cómo funciona la tecnología de chip?

Tu dispositivo con tecnología EMV se comunicará con el chip incorporado en la tarjeta del cliente para determinar si la tarjeta es auténtica. Por lo general, el terminal le pedirá al cliente que firme o escriba un PIN para validar su identidad. Este proceso mejora la autenticación tanto de la tarjeta como del cliente y efectivamente disminuye la posibilidad de que tu negocio acepte una tarjeta fraudulenta o deba asumir la responsabilidad por un contracargo relacionado con un fraude.

¿Qué distingue a EMV del pago con tarjetas con banda magnética tradicionales?

En pocas palabras, EMV (también conocida como "chip y PIN", "chip y firma", "chip y opción" o "tecnología de chip" en general) es el avance más reciente en materia de iniciativas mundiales para combatir el fraude y proteger los datos de pago confidenciales en el ámbito de los pagos con tarjeta presente. Los datos del pago están más seguros en una tarjeta con tecnología de chip que en una con banda magnética, ya que la primera admite autenticación dinámica y la segunda no (los datos son estáticos). Por lo tanto, los datos de una tarjeta con banda magnética tradicional pueden copiarse (falsificarse), lo que permite que los delincuentes reproduzcan tarjetas fraudulentas para usar en comercios minoristas y en transacciones CNP (sin tarjeta presente). La tecnología de chip (EMV) es eficaz para combatir el fraude en el ámbito de las transacciones con tarjeta presente gracias a su capacidad de autenticación dinámica. Esto quiere decir que el terminal verifica los valores dinámicos almacenados en el chip, garantizando la autenticidad de la tarjeta.

¿En qué se distingue una tarjeta con tecnología de chip de una tarjeta de pago tradicional?

Una tarjeta de pago con chip es exactamente igual a una tarjeta tradicional pero cuenta con un chip incorporado además de la banda magnética estándar que se encuentra al reverso de la tarjeta. Lo que ves en la tarjeta no es el microchip real, sino una cubierta de protección. El microchip provee un nivel adicional de autenticidad a la transacción.

¿Esta tecnología se usa exclusivamente en los Estados Unidos?

No. El estándar de tecnología de chip para pagos se usó por primera vez en Francia en 1992. Hoy en día, se usan más de 1,000 millones de tarjetas con chip en todo el mundo. US es uno de los pocos países industrializados que no ha hecho una transición completa a este estándar tecnológico.

Se tiene alguna pregunta, por favor
llame o visite una sucursal local de Chase.